Harbour Energy- Eolico

Las renovables y el desarrollo de la España vaciada

3.LA GENERACIÓN RENOVABLE, PALANCA PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LA ESPAÑA VACIADA

3.2 LA ELECTRICIDAD, PALANCA DE DESARROLLO DE LA ESPAÑA
VACIADA:

La energía eléctrica es un vector clave para el desarrollo social y económico del territorio. Lo es como insumo productivo, pero lo es también, como bien de primera
necesidad.

El mundo rural se encuentra en una encrucijada de la que depende su futuro como espacio
de desarrollo social, económico, cultural y ambiental. En ese contexto, cobra una mayor
fuerza la función del mundo rural como espacio proveedor de energías renovables.

Las Directrices Generales para el desarrollo de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográco del Gobierno de España señala que “la lucha contra el cambio climático y las políticas de adaptación al mismo son fundamentales para las comunidades rurales, la lucha contra la despoblación y la creación de empleo”. En este sentido, menciona, de manera expresa, que “se trata de facilitar la creación de empleo verde en el mundo rural a través del impulso de las energías renovables”.

La propia UE, en su informe especial sobre “Energía renovable para un desarrollo rural sostenible” de 2018 ya señalaba que no se están teniendo en cuenta sucientemente las oportunidades que generan la implantación de energías renovables en las zonas rurales como instrumentos para el desarrollo y la lucha contra la despoblación.

1. Mejora las dotaciones energéticas: uno de los primeros benecios que señala ese
informe, es que la inversión en renovables posibilita la generación de nuevas
infraestructuras y servicios energéticos de mejor calidad para las zonas rurales.

2. Aumenta la autonomía energética: llevada esa reexión al caso español, hay que
señalar que la mayoría de los territorios que integran la denominada España vaciada no
disponen de la suciente calidad ni capacidad energética para su desarrollo. En este
sentido, los proyectos de generación eléctrica podrían contribuir a mitigar este problema sí parte de las necesidades de consumo energético de estos municipios y comarcas rurales se cubre con la energía producida en el propio territorio.

3. Mejora la capacidad productiva y genera nuevas oportunidades para aumentar la actividad económica: el aumento de la capacidad de conexión eléctrica en las zonas rurales mejora las potencialidades del tejido productivo local, pero, sobre todo y más importante si cabe, amplia las posibilidades de diversicar las actividades productivas en estas comarcas.

  • Hablamos de mejorar la capacidad productiva de las empresas y de las actividades económicas ya existentes.
  • De promover la implantación de nuevas actividades económicas alternativas y/o  complementarias a las tradicionales.
  • De abrir nuevas oportunidades a los emprendedores y autónomos para el desarrollo de nuevos negocios

4. Nuevas oportunidades para el empleo: de esta forma, con la implantación de
instalaciones de generación eléctrica se estaría favoreciendo el desarrollo económico y
la generación de empleo, abriendo nuevas oportunidades laborales alternativas a las que tradicionalmente han existido en los municipios rurales.

5. Estimula proyectos de innovación territorial vinculados a la producción energética: otro vector que deben tener en cuenta aquellos territorios afectados por la
despoblación es que, la existencia de un ecosistema local de generación eléctrica a
través de fuentes renovables permite estimular proyectos de I+D+I en los que colaboren
empresas y universidades.

6. Impulsa el desarrollo de un nuevo sector de actividad: de manera análoga, permite el desarrollo de un sector industrial propio (con un alto componente de innovación y tecnología) especializado en la fabricación de componentes, la construcción y el mantenimiento de las instalaciones de generación eléctrica.

7. Genera nuevos ingresos a las haciendas públicas: los proyectos de generación eléctrica pueden ser (y deberían ser) una nueva fuente de ingresos scales para las instituciones regionales y locales, contribuyendo de esta forma a la nanciación de los servicios públicos e infraestructuras básicas en las zonas rurales. Para que esto sea posible, la fiscalidad de estos proyectos debería vincularse con los territorios en los que se genera y produce la energía, favoreciendo de esta forma un retorno vía impuestos (IVA, Sociedades, etc.) de los benecios que las actividades productivas generan a la propia Comunidad.

8. Favorece procesos de participación social: la OCDE en su estudio sobre la
“Vinculación de las energías renovables con el desarrollo rural” destaca la
importancia de garantizar la aceptación social local de los proyectos de generación asegurando benecios claros para las comunidades locales y haciéndolas partícipes en el proceso de desarrollo e implantación de los proyectos.

En este sentido, es importante apoyar iniciativas de generación eléctrica
comprometidas con el entorno en el que se desarrollan, que introduzcan una
perspectiva social y comunitaria, que involucren a la población y a los agentes sociales del territorio, que fomenten la colaboración con los diferentes niveles de las administraciones públicas.

En la línea de los benecios reseñados, el informe elaborado por Greenpeace en 2015 sobre
“El impacto de las energías renovables en la economía española con el horizonte 2030”
señala que las energías renovables contribuyen a la cohesión social y territorial, y ayudan al mantenimiento y la creación de empleo en zonas rurales con elevado riesgo de despoblación.

13 Views
0
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Name your new wishlist



Cancel
Create Wishlist and Save